Mantenimiento para tu puerta acorazada

  • Mantenimiento para tu puerta acorazada

    Mantenimiento para tu puerta acorazada

    Cómo hacer el mantenimiento de tu puerta acorazada

    ¿La puerta acorazada está descolgada? Si tienes una puerta blindada o acorazada que está descolgada y roza con el suelo, haciendo difícil su función de apertura y cierre, y que además no encaja bien al echar la llave, teniendo que subirla para poder cerrar con la llave. La solución es fácil, y puedes solucionarlo tú mismo, o si prefieres que unos profesionales expertos como Puertas Inn realicen la reparación, no dudes que te dejarán la puerta en perfectas condiciones en muy poco tiempo, y con garantía de una reparación de calidad.

    Consejos para reparar la puerta descolgada

    ¿Te atreves a reparar tú mismo la puerta descolgada? Lo primero que debes saber es qué le ocurre exactamente a la puerta, la observarás detenidamente haciendo las maniobras de abrir y cerrar, despacio, para que verifiques de dónde proviene ese desajuste. Cuando la puerta roza con el suelo por la esquina inferior del lado de la cerradura, puede ser que las bisagras hayan cedido algo por el peso de la puerta, en especial si es acorazada, y esto lo podrás observar claramente si hay separación con el marco o el canto de la misma.

    Deberás apretar estos tornillos, en ambos lados, y si no es posible porque se hayan dilatado los agujeros, poner otros más grandes, para que se queden bien sujetos a la estructura del marco y puerta, para esta operación lo mejor es que eleves la puerta hasta su posición usando una cuña de madera o similar, que deje en su posición correcta las bisagras con la puerta.

    Otras situaciones posibles

    ¿No hay dilatación en las bisagras, qué puede ocurrir? Las puertas acorazadas de calidad incluyen tornillos en las bisagras para regulación en altura, deberás regularlo en cada bisagra para que ninguna se quede desajustada con respecto a las demás. El caso más complicado, por lo pesada que es una puerta acorazada, es quitar la hoja, metiendo una arandela –se pueden meter más, pero con una probablemente será suficiente- por la parte que da al marco, elevándola de esta forma para que no roce con el suelo. En el caso de que sea con bisagras movibles al aflojar los tornillos de las bisagras, que fijan anclados al marco. Habrá que acuñar la hoja para que vaya a su posición nueva. Entendemos que estas operaciones de desmontaje de la puerta y acuñado son más complicadas, deberás ponerte en contacto con los instaladores de tu puerta acorazada.

    Sustituir las bisagras

    ¿Está deformada la bisagra de arriba? Si sucede esto, lo que ocurre es que se ha deformado por el peso de la puerta, lo que produce una holgura superior entre la puerta y el marco, lo puedes comprobar perfectamente con la simple observación o con un calibre. Si te animas, puedes intentar enderezar la bisagra con un martillo, o con un mazo, ya que los materiales con los que se fabrican las bisagras de puertas acorazadas son muy resistentes. Si no puedes enderezarla por este motivo, deberás tomar nota del modelo exacto y sustituirla.

    Esperamos que estos consejos te sirvan si tienes el problema de una puerta acorazada descolgada. Para el correcto mantenimiento de la misma no dudes en contactar con tus profesionales de confianza, que te ofrecerán un servicio excepcional y el mejor y más ajustado presupuesto dentro de su sector.

    Más información

    Puertas Inn distribuidor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button